Parque Natural

Forma parte de los 113 Parques Naturales de España y uno de los 24 de Andalucía, que ocupan alrededor de un 17% del territorio Andaluz. Esta figura de protección es la que mejor se ajusta a nuestro territorio, declarado también como Reserva de la Biosfera por la UNESCO, que busca proteger y conservar sus valores naturales por ser áreas poco transformadas por la explotación y ocupación humana, que conserva la belleza de sus paisajes, la representatividad de sus ecosistemas o la singularidad de su flora, de su fauna o de sus formaciones geomorfológicas, poseen unos valores ecológicos, estéticos, educativos y científicos cuya conservación merece una atención preferente.

¿Cuál es su historia?

Este Parque Natural fue creado en 1989 y declarado en la Ley 2/1989 que atiende a las figuras de protección que se establecen en la Ley 42/2007, del Patrimonio Natural y de la Biodiversidad. Durante todo este tiempo y por su alto valor natural, este espacio protegido destaca por su gran superficie protegida y, más aún, si atendemos a su área de influencia donde encontramos también otras figuras de protección que certifican la importancia ambiental no solo del Parque Natural si no también de su entorno: Parajes Naturales, Lugares de Interés Comunitario (LIC), Zonas de Especial Protección para la Aves (ZEPA), Paisajes Protegidos, Reservas Naturales Concertadas, Corredores Ecológicos, Monumentos Naturales, etc..

 

¿Cuáles son las funciones del Parque Natural?

  • Conservación, desarrollo sostenible y regulación del uso público.
  • Favorecer el disfrute de la ciudadanía de la naturaleza.
  • Prestar atención a los programas educativos y a los estudios científicos que se desarrollan en su territorio.
  • Preservar el aprovechamiento de los recursos naturales atendiendo a sus principios de conservación.
  • Rehabilitar y conservar el patrimonio natural, social y arquitectónico.
  • Etc.

¿Cuál es su área socioeconómica?

Recorrer sus pueblos y disfrutar de su interesante patrimonio es una cita ineludible para el visitante del Parque Natural. Se pueden visitar el conjunto monumental de Almonaster la Real, compuesto por el castillo, la iglesia y la mezquita, el castillo de Cortegana, uno de los mejores conservados de la zona o la fortaleza de Sancho IV en Cumbres Mayores. Otra posibilidad es adentrarse en la Gruta de las Maravillas en Aracena o visitar la Peña de Arias Montano en Alájar, que constituyen dos reclamos de indudable interés natural. Los pueblos que componen su área socioeconómica son:

Alájar, Almonaster la Real, Aracena, Aroche, Arroyomolinos de León, Cala, Cañaveral de León, Castaño de Robledo, Corteconcepción, Cortegana, Cortelazor, Cumbres de Enmedio, Cumbres de San Bartolomé, Cumbres Mayores, Encinasola, Fuenteheridos, Galaroza, Higuera de la Sierra, Hinojales, Jabugo, Linares de la Sierra, Los Marines, La Nava, Puerto Moral, Santa Ana la Real, Santa Olalla de Cala, Valdelarco y Zufre.

Por otra parte, la región ofrece también una variada oferta gastronómica: carnes de caza, queso de cabra, chacinas y, por supuesto, la castaña, que la preparan en todas sus variedades. Uno de sus productos culinarios, las setas, congrega cada año en jornadas y cursos a los amantes de la micología, invitándolos a reconocerlas y a conocer sus propiedades, siendo posible disfrutar de este manjar durante la época de recolección.

Patrimonio Natural

Ubicado en el extremo occidental de Sierra Morena y al norte de la provincia de Huelva, el Parque Natural Sierra de Aracena y Picos de Aroche se caracteriza por poseer una extensa masa forestal. Las amplias dehesas que predominan en este entorno serrano han favorecido la cría del cerdo ibérico, alrededor de la cual se ha levantado una industria que sustenta la economía de algunos de sus pueblos.

Las dehesas de encinas son sustituidas por alcornoques en unas zonas, mientras que en las de mayor altitud son frecuentes los bosques de robles rebollos, como en el paraje de la Solana de los Bonales; en cambio, en poblaciones como Fuenteheridos, Galaroza o Castaño del Robledo el paisaje está conformado por castaños; y en cauces de ríos como el Múrtigas por bosques galerías donde abundan árboles de gran porte como chopos, fresnos, sauces y alisos, junto con zarzas y plantas trepadoras. Este último entorno proporciona un lugar de descanso ideal para el visitante.

Esta variedad forestal proporciona una interesante riqueza fáunica. En el interior del parque es posible observar mamíferos como el meloncillo, la gineta o la huidiza nutria. La avifauna también es diversa; surcando los cielos de este medio natural, se pueden contemplar, entre otros, buitres negros, milanos reales y cigüeñas negras.